+Tecnología

De remoto a híbrido, la nueva transición laboral

A raíz de esta situación, y debido a todas las complicaciones que todos debimos enfrentar al adaptarnos a nuevas situaciones familiares, se empezaron a delinear algunas nuevas dicotomías.

Por ejemplo, encontramos a los “hogareños” que prefieren trabajar desde el hogar y los “presentistas” que se inclinan por ir al espacio de trabajo; además de los “integradores” y los “segmentadores”.

Los primeros entienden que no existe tal separación entre trabajo y vida personal y son los que en el medio de la videollamada pasean al perro o se preparan un café; mientras que los segmentadores son sus antagónicos.

Más allá de las dicotomías, lo cierto es que el mundo laboral se retrajo 4 veces más, comparando el 2020 con el 2009, al mismo tiempo que según la Organización Mundial del Trabajo (OIT) disminuyeron un 8,8% las horas laborales a nivel mundial.

Esto se condice con una disminución mundial del ingreso del 8,3%, dejando como consecuencia 81 millones de personas excluidas del mercado laboral.

Sin embargo, a medida que avanza el plan de vacunación en nuestro país y en el mundo, trabajadores y empresas están pensando en volver a las oficinas, aunque sea en una modalidad híbrida. Pero el regreso genera resistencias.

Según el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC), “el porcentaje de trabajos que tiene el potencial para realizarse desde el hogar se reduce a una estimación de piso de 18%, si tenemos en cuenta el uso efectivo de TIC en los hogares.”

Debido a esto, las empresas activaron distintas iniciativas para incentivar a los colaboradores a regresar en pequeños grupos a las oficinas.

Ante esta situación por ejemplo en Fichap, la plataforma de gestión digital de equipos de trabajo, empezaron a trabajar “combinando agilidad y decisiones estratégicas”, según comentó Sofía Corvalán Azzato, CMO & Head of People de la empresa.

En plena pandemia el equipo aumentó 4 veces su tamaño: pasaron de ser 5 personas a 20 en menos de un año, y siguen sumando talentos. Pero hoy, con casi la totalidad de su historia transcurrida en pandemia, se están preguntando cómo volver paulatinamente, a algún tipo de presencialidad.

“El equipo se incorporó casi por completo durante el aislamiento preventivo porque para nosotros el 2020 fue un año de mucho crecimiento. Por lo tanto, la progresiva vuelta al espacio de trabajo es más una invitación a pasar algunas horas de trabajo juntos que una imposición”, explicó Corvalán Azzato.

Durante el proceso de cambio hacia un formato híbrido es importante entender que hay decisiones que se toman de abajo hacia arriba. A partir de las necesidades y deseos de los empleados, los líderes deben hacer eco de los pedidos, escuchar e implementar los cambios con los ajustes que su organización requiera.

Algunas sugerencias:
*Identificar quién puede volver a la oficina. Por ejemplo, algunos de los empleados pueden ser población de riesgo o tener familiares con esa condición que forman parte de la población de riesgo. Conocer las diferentes realidades y acercar posibilidades a esos empleados para darles a elegir entre un modelo remoto o híbrido es vital.

*Detectar qué rol es necesario que vuelva a la oficina y quiénes pueden seguir haciendo home office.

*Medir cómo fueron las experiencias presenciales para saber qué ajustar, cómo mejorar.

*Adaptar los espacios para hacerlos seguros pero a la vez que promuevan el trabajo en equipo.

*Hacer acciones para los grupos que asisten. Esto no es necesario que sea algo formal como una actividad organizada. También pueden ser reuniones esporádicas, compartir un almuerzo, un desayuno. Se trata de crear un espacio compartido, no solamente de ofrecerlo.

*Con aquellos que están transitando sus primeras experiencias laborales es importante adoptar una postura de recibir, de acompañar y acoger. Pero también de dar el espacio para que la dinámica sea otra, no la misma que la del trabajo remoto.

Finalmente, es importante vivir el proceso de cambio se vive como lo que es: una transición aún atravesada por la crisis sanitaria, llena de incertidumbres. Por eso, acercar posibilidades, a la vez de proponer encuentros presenciales es importante. Lo cierto es que el trabajo ya estaba cambiando antes de la pandemia y ahora cambió definitivamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguinos en Instagram


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /www/cli18277/htdocs/wp-content/themes/life/single.php on line 82

Notas relacionadas

Nosotros

Life+ es un sitio web dedicado a lo que más nos apasiona: comunicar, difundir y dar noticias. Y lo hicimos porque creemos que un estilo de vida más saludable -con un público más informado que lo lleve adelante- es posible. ¡Por y para eso trabajamos todos los días!

Enterate +