Salud

Pediatría: La importancia de cumplir con los controles y las vacunas

Los primeros años de vida son fundamentales para el desarrollo saludable de los niños y las niñas. Por eso, a lo largo de todo el 2020 los profesionales se mostraron muy preocupados por los padres que elegían no llevar a sus hijos a los controles periódicos correspondientes según la edad, a fin de evitar posibles focos de contagio.

Más aún, no cesaron en sus intentos por convencer a los padres para que continuaran con el calendario de vacunación de los más chicos, algo que es clave pensando en la prevención de enfermedades.

En este sentido, el Dr. Marcelo López Mariscal, director médico del Centro Médico Dorrego de OSPEDYC y especialista jerarquizado en Clínica Pediátrica, expuso que los niños representan el futuro, y que por eso su crecimiento y desarrollo saludable deben ser una de las prioridades para todas las sociedades.

Por otro lado, en particular los recién nacidos son vulnerables a la malnutrición y a enfermedades infecciosas, que pueden ser prevenibles o tratables en su mayoría.

Asimismo, la buena nutrición y salud, los constantes cuidados afectuosos y el estímulo para aprender en los primeros años de vida, ayudan a los niños a obtener mejores resultados escolares, estar más sanos y tener una participación activa en la sociedad.

LOS CONTROLES
En el año 2002, la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) –entidad que por estos días emitió un muy duro comunicando exhortando a las autoridades políticas a retomar el esquema presencial de clases- definió a la atención primaria de la salud en sus Guías para la supervisión de la salud de niños como “un proceso longitudinal que se funda en una atención médica que considera tanto a la familia como a su entorno”.

Esto significa que el estado de salud requiere de múltiples factores que no sólo incluyen aspectos médicos sino también familiares, educativos, comunitarios y sociales.

“Durante el primer año de vida de un niño es fundamental establecer un vínculo adecuado entre el equipo de salud y la familia, realizar un examen físico completo, observar los aspectos del desarrollo, promover acciones saludables y prevenir enfermedades”, detalló el López Mariscal.

Según el especialista es recomendable realizar al menos 10 controles desde que el niño es externado de la maternidad hasta el primer año de vida. Siguiendo al profesional, para realizar los chequeos es necesario tener en cuenta los siguientes momentos clave del crecimiento y desarrollo del niño:

-1º semestre: el primer control debe realizarse entre el séptimo y décimo día de vida y luego un control mensual desde el 1er mes hasta el 6o mes.

-2º semestre: se debe realizar un control cada dos meses.

-Segundo año de vida: los controles deben realizarse cada tres meses.

-De los 2 a los 5 años: de 2 a 3 controles anuales.

-A partir de los 5 años: de 1 a 2 controles anuales.

LA VACUNACIÓN
Según el Dr. Marcelo López Mariscal las vacunas son una de las principales medidas para evitar un conjunto de enfermedades  que pueden ser graves para nuestra salud.

“Es responsabilidad y obligación de todos que nos apliquemos las vacunas que nos corresponden durante todas las etapas de la vida, para evitar padecer enfermedades y contagiar a nuestra familia y a otras personas”, planteó el profesional.

En este sentido, todas las vacunas del Calendario Nacional son obligatorias, gratuitas y se aplican en centros vacunatorios y hospitales públicos del país, incluyendo vacunas para todas las etapas de la vida, situaciones especiales o para grupos específicos.

Pero también existen vacunas por fuera del calendario nacional que se recomiendan según el caso. Asimismo, cada vacuna aplicada debe ser registrada por parte del personal de salud interviniente en el carnet vacunatorio de cada niño.

LA SALUD EN LOS NIÑOS MENORES DE 5 AÑOS
Recientemente la Organización Mundial de la Salud (OMS) elaboró las nuevas directrices sobre actividad física, sedentarismo y sueño para niños menores de 5 años. Las mismas consideran los efectos que tienen en los niños pequeños un sueño inadecuado y el tiempo que pasan sentados mirando pantallas o sujetos en sillas y carritos.

Además, también examinaron los beneficios que tiene el aumento en los niveles de actividad física.

Con respecto a este tema, el Dr. López Mariscal sostuvo que, si se establecen a una edad temprana, las costumbres relativas a la actividad física saludable, el sedentarismo y el sueño ayudan a moldear los hábitos a lo largo de la infancia, la adolescencia y la edad adulta.

 “Es necesario reemplazar los periodos prolongados en que los niños pequeños permanecen sujetos o dedicados a actividades sedentarias frente a una pantalla por juegos más activos, velando al mismo tiempo por que tengan un sueño suficiente y de buena calidad. El tiempo dedicado a actividades recreativas es muy importante para el desarrollo motor y cognitivo del niño y para la salud en toda su vida”, concluyó López Mariscal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguinos en Instagram

Notas relacionadas

Nosotros

Life+ es un sitio web dedicado a lo que más nos apasiona: comunicar, difundir y dar noticias. Y lo hicimos porque creemos que un estilo de vida más saludable -con un público más informado que lo lleve adelante- es posible. ¡Por y para eso trabajamos todos los días!

Enterate +