Salud

Vómitos y complicaciones intestinales en los niños

El verano es una de las situaciones en la que los chicos se ven más expuestos a complicaciones gastrointestionales y vómitos provocadas por intoxicaciones o infecciones virales.

Si bien en la mayoría de los casos, tanto cuando hay vómitos como cuando no, no se trata de afecciones graves, lo ideal es conocer cuál es la causa, para poder saber cómo actuar y cuándo recurrir a un médico.

Si tu niño vomita una sola vez y mejora, quizás sea porque comió en exceso. Pero si sigue vomitando, estas son algunas de las causas posibles:

*Una infección viral o bacterial
Una congestión o una infección respiratoria puede provocar vómitos, especialmente durante un ataque de tos. Las secreciones que se producen cuando los chicos están resfriados pueden bajar por su garganta e irritarle el estómago. Algunos niños vomitan para eliminar estas secreciones mucosas de sus sistemas.

*También la gastroenteritis o gripe estomacal o cualquier otra enfermedad intestinal es una causa común de los vómitos

Si un virus o bacteria le infectó la cubierta del estómago o intestino, tu niño también podría tener diarrea, pérdida de apetito, dolor abdominal y fiebre. En estos casos, los vómitos usualmente solo duran de 12 a 24 horas.

*Una infección urinaria, la pulmonía, la meningitis, el estreptococo de garganta e incluso una infección de oído pueden provocar también náusea o vómitos.

*El llanto excesivo
Un ataque prolongado de llanto puede activar el reflejo nauseoso y hacer que el niño vomite. Es importante saber que vomitar durante un llanto prolongado no le producirá ningún daño físico.

*Mareo por movimiento
Algunos bebés se marean cuando están en un vehículo que se mueve, lo cual podría ser problemático si tu rutina diaria incluye viajes en automóvil. Los expertos creen que estos mareos ocurren cuando hay una disparidad entre lo que tu bebé percibe a través de sus ojos y lo que siente a través de algunas partes de su cuerpo que son sensibles al movimiento, como su oído interno y algunos nervios.

*Sustancias tóxicas
Tu bebé puede vomitar si se traga algo tóxico, como algún medicamento, planta, medicina o sustancia química. O puede haber comido o bebido algún alimento que estaba contaminado.

*Obstrucciones intestinales
Los vómitos repentinos y persistentes podrían indicar una serie de condiciones raras relacionadas a alguna obstrucción intestinal.

¿QUÉ DEBO HACER SI MI HIJO VOMITA?
En la mayoría de los casos, el vómito no es preocupante y cesará sin necesidad de tratamiento, pero aquí tienes algunas medidas que puedes tomar para ayudar a que tu niño se sienta mejor:

*Mientras tu niño esté vomitando, mantenlo erguido o recuéstalo bocabajo o de lado para evitar que aspire el líquido.

*No le ofrezcas alimentos sólidos a tu niño hasta que hayan pasado aproximadamente 24 horas desde que empezó a vomitar.

*Asegúrate de que tu niño tome una buena cantidad de líquidos para reemplazar los fluidos perdidos y prevenir la deshidratación.

¿CÓMO PUEDE EVITAR QUE MI NIÑO SE DESHIDRATE LUEGO DE VOMITAR?
Si bien esto siempre es importante, en verano lo es aún más. Por eso, la forma de mantener bien hidratado a tu niño dependerá de cuánto esté vomitando y con qué frecuencia.

La deshidratación puede ser un peligro serio para los niños pequeños porque al vomitar pierden líquidos vitales (la fiebre y la diarrea también pueden hacer que los bebés se deshidraten).

Si tu niño ha estado vomitando, una de las formas de mantenerlo hidratado es ofrecerle pequeños sorbitos de agua con frecuencia, pudiendo empezar por ejemplo con 30 ml.

Evita los jugos de frutas porque a veces empeoran la situación (sobre todo si tu niño también tiene diarrea). Pero si el jugo es la única bebida que tu niño acepta, dilúyelo agregándole una cantidad igual de agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguinos en Instagram

Notas relacionadas

Nosotros

Life+ es un sitio web dedicado a lo que más nos apasiona: comunicar, difundir y dar noticias. Y lo hicimos porque creemos que un estilo de vida más saludable -con un público más informado que lo lleve adelante- es posible. ¡Por y para eso trabajamos todos los días!

Enterate +