Por el mundo

Todo lo que te preguntás sobre el coronavirus

Empezó en enero en China. Primero estaba localizado en una ciudad y después se extendió mucho más de lo pensado. Después se fueron sumando Japón, Corea y de a poco países de Europa como Italia y España.

Al día de hoy viernes 28 de febrero ya hay 32 casos positivos de coronavirus en España, a los que se suma uno más sobre el que ha informado la consejería de sanidad valenciana.

Por supuesto esto enciende las alarmas en nuestro país porque tanto desde Italia como desde España son muchos los vuelos que llegan a Ezeiza por semana, aeropuerto que para algunos no tiene las medidas ni las posibilidades para contener la llegada de una pandemia de estas características.

Sin embargo, las autoridades de nuestro país afirman que sí estamos preparados. En este momento la situación local es la siguiente: al menos seis personas permanecen en observación en Córdoba, San Juan, Ushuaia, Santa Cruz y la provincia de Buenos Aires por sospechas de haber contraído el coronavirus, mientras otros seis casos ya fueron descartados. Por ende, hasta el momento no hay resultados positivos en el país.

El último de los casos, que se conoció hoy, es el de una mujer de 65 años  que el pasado lunes arribó desde Italia, y que está internada y aislada con un cuadro febril severo en la localidad cordobesa de Río Tercero.

Otro caso sospechoso es el de un turista taiwanés de 65 años, que fue aislado en Ushuaia tras comprobarse que presentaba síntomas compatibles con el virus COVID-19, aunque el primer estudio para detectar la infección dio resultado negativo.

En tanto, en la provincia de Buenos Aires se activó el protocolo por dos casos sospechosos: un joven de 18 años que está internado en el Hospital de Ezeiza y un hombre de Garín, de 59 años, hospitalizado en una clínica privada de San Isidro.

¿QUÉ ES EL CORONAVIRUS?
Los coronavirus (CoV) son una amplia familia de virus que pueden causar diversas afecciones, desde el resfrío común hasta enfermedades más graves, como ocurre con el coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el que ocasiona el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV). Un nuevo coronavirus es una nueva cepa de coronavirus que no se había encontrado antes en el ser humano.

Los coronavirus se pueden contagiar de los animales a las personas (transmisión zoonótica), y de hecho se sabe que hay otros coronavirus circulando entre animales, que todavía no han infectado al ser humano.

Esas infecciones suelen cursar con fiebre y síntomas respiratorios (tos y disnea o dificultad para respirar), y en los casos más graves, pueden causar neumonía, síndrome respiratorio agudo severo, insuficiencia renal e, incluso, la muerte.

Las recomendaciones habituales para no propagar la infección son la buena higiene de manos y respiratoria (cubrirse la boca y la nariz al toser y estornudar) y la cocción completa de la carne y los huevos. Asimismo, se debe evitar el contacto estrecho con cualquier persona que presente signos de afección respiratoria, como tos o estornudos.

Por su parte, la COVID-19 es la enfermedad infecciosa causada por el coronavirus que se ha descubierto más recientemente. Tanto el nuevo virus como la enfermedad eran desconocidos antes de que estallara el brote en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

Los síntomas más comunes de la COVID-19 son fiebre, cansancio y tos seca, aunque algunos pacientes pueden presentar dolores, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta o diarrea. Estos síntomas suelen ser leves y aparecen de forma gradual; aunque también hay que decir que algunas personas se infectan pero no desarrollan ningún síntoma.

La mayoría de las personas (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, y solo de 1 de cada 6 personas que contrae la COVID-19 desarrolla una enfermedad grave.

Las personas mayores y las que padecen otras patologías como hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes son, justamente, quienes tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave. Respecto a la mortalidad está cercana a sólo el 2% de las personas que contrajeron la enfermedad.

¿CÓMO SE PROPAGA LA COVID-19?
Una persona puede contraer la COVID-19 por contacto con otra que esté infectada por el virus. La enfermedad puede propagarse de persona a persona a través de las gotículas procedentes de la nariz o la boca que salen despedidas cuando una persona infectada tose o exhala.

Estas gotículas caen sobre los objetos y superficies que rodean a la persona, de modo que otras personas pueden contraer la COVID-19 si tocan estos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca.

También pueden contagiarse si inhalan las gotículas que haya esparcido una persona con COVID-19 al toser o exhalar. Por eso es importante mantenerse a más de 1 metro de distancia de una persona que se encuentre enferma.

¿QUÉ PUEDO HACER PARA PROTEGERME?
*Lavarse las manos a fondo y con frecuencia usando un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

*Mantener una distancia mínima de 1 metro entre usted y cualquier persona que tosa o estornude.

*Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.

*Cubrirse la boca y la nariz con el codo doblado o con un pañuelo de papel al toser o estornudar. El pañuelo usado debe desecharse de inmediato.

*Permanecer en casa aunque se trate de síntomas leves como dolor de cabeza y rinorrea, hasta que se recupere.

*Consultar al médico inmediatamente.

Para terminar vale aclarar que se están investigando contrarreloj posibles vacunas y distintos tratamientos farmacológicos específicos. Hay ensayos clínicos en curso para ponerlos a prueba. La OMS está coordinando los esfuerzos dirigidos a desarrollar vacunas y medicamentos para prevenir y tratar la COVID-19.

En cuanto a nuestro país, desde el Instituto Malbrán, donde trabajan para detectar casos en nuestro país, proponen ocuparse en vez de preocuparse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *