Salud

Pese al coronavirus, no hay que relajarse con el dengue

En medio de la pandemia de coronavirus las personas contagiadas por dengue se multiplican en todo el país y los casos sospechosos se contabilizan en 26.351, mientras que son 7.862 los confirmados.

Tal es así que según el último Boletín integrado de Vigilancia Epidemiológica del Ministerio de Salud de la Nación (con fecha 3 de abril), entre la semana 31 del año 2019 y el 9 de marzo último (semana 10 de 2020), se registraron 2.942 nuevos casos.

Con respecto a la Ciudad de Buenos Aires, los barrios más afectados son los del sur porteño, los de la Comuna 8 (Villa Soldati y Lugano); la Comuna 4 (Parque Patricios, Barracas, La Boca y Pompeya); y la 10 (Floresta, Monte Castro, Versalles, Villa Luro).

El mapa de actividad del mosquito Aedes aegypti tiene forma de L y se concentra tanto en zonas precarias y residenciales en las cercanías a la autopista General Paz, como Villa Devoto, Villa Urquiza o Saavedra.

Los principales transmisores del virus del dengue en nuestro medio son los mosquitos del tipo ‘Aedes aegypti’ que tienen hábitos domésticos.

Respecto a la cría del mosquito vector y al aumento de transmisión del dengue contribuyen, entre otros factores, los climas con muchas lluvias y elevadas temperaturas, la insuficiente provisión de agua potable y la disponibilidad de reservorios de distinto tipo que funcionan como criaderos.

Existen 4 serotipos del dengue y padecer la enfermedad de cualquiera de ellos confiere inmunidad permanente contra ese serotipo y solo por unos meses contra los restantes.

Cualquier serotipo puede producir formas graves de la enfermedad, aunque los serotipos 2 y 3 han sido asociados a la mayor cantidad de casos graves y de fallecimientos. En nuestro país, afortunadamente, circulan mayoritariamente los serotipos DEN 1 (68.8%) y DEN 4 (27.5%) y, en menor medida, el serotipo DEN 2 (3,7%).

SÍNTOMAS DE LA ENFERMEDAD
Según el Ministerio de Salud, los principales síntomas son fiebre acompañada de dolor detrás de los ojos, dolor de cabeza, muscular y de articulaciones, náuseas y vómitos, cansancio intenso, aparición de manchas en la piel, picazón y/o sangrado de nariz y encías.

Si bien se puede presentar en cualquier rango de edad y sin diferencia de sexo, según los reportes es más frecuente en los mayores de 10 años y en los adolescentes; mientras que los lactantes suele cursar en forma asintomática (8 de cada 10 casos) o sin diferenciarse de otros cuadros virales que producen fiebre, falta de apetito, fatiga, dolor de garganta y erupciones.

Cabe destacar que no existen vacunas para el dengue ni medicamentos que lo curen, y por eso es clave seguir al pie de la letra las medidas de prevención que incluyen el uso de repelentes, la colocación de mosquiteros y fundamentalmente el descacharreo y la no acumulación de agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguinos en Instagram

Notas relacionadas

Nosotros

Life+ es un sitio web dedicado a lo que más nos apasiona: comunicar, difundir y dar noticias. Y lo hicimos porque creemos que un estilo de vida más saludable -con un público más informado que lo lleve adelante- es posible. ¡Por y para eso trabajamos todos los días!

Enterate +