Salud

La fiebre y los más chicos, informarse para no asustarse

La fiebre es, junto con los cólicos y en menor medida los gases, el principal “fantasma” que tienen los padres, sobre todo los primerizos.

De hecho, la fiebre es la principal causa de consulta en guardias de neonatología y pediátricas. Y esto es así más allá de que estrictamente y por supuesto dejando de lado la angustia que se genera al ver a los bebés llorando y sufriendo, se trata de un mecanismo de defensa que se activa, justamente, para defender a los más chicos frente al ingreso de un virus o una bacteria.

Por otro lado, en principio, es importante aclarar que en los más chicos la temperatura normal va de los 36º C a los 37.5º C., con lo cual sólo se considera fiebre cuando supera los 38º C.

“Más allá de eso, es normal que la fiebre genere temor en la mayoría de los padres porque representa la aparición de una enfermedad. Sin embargo, la fiebre tiene un efecto protector frente a enfermedades leves o moderadas porque en algunos casos inhibe el crecimiento de virus y bacterias”, comentó la Dra. Valeria Blumetti, médica pediatra de la Clínica Zabala.

¿QUÉ SON LAS CONVULSIONES FEBRILES?
En relación al temor que produce la fiebre, vale la pena hablar sobre las convulsiones febriles que afectan a un número pequeño de niños, duran pocos minutos y si bien asustan mucho son inofensivas. Esto quiere decir que no producen ningún tipo de daño cerebral.

Sin embargo sí ameritan una consulta médica. Tal es así que muchos de los chicos hacen sus convulsiones febriles en la guardia, porque sus padres ya concurrieron a la consulta.

En sí las convulsiones son parecidas a las que se generan en los adultos, y las medidas que requieren son, además de inmediata atención médica, mucha paciencia y amor (como los chicos se asustan es importante abrazarlos), rapidez para ponerlos de costado por si vomitan (puede ocurrir que también se hagan pis y caca), mojarlos con agua fría hasta que pase el temblor, y tomar el tiempo que dura la convulsión.

Por otro lado, es importante que los padres sepan que la posibilidad de convulsionar depende del niño y no de la temperatura que tenga. Esto quiere decir que puede convulsionar un niño con 38,5°C de fiebre o uno con 40°C.

¿QUÉ HACER SI TU HIJO TIENE FIEBRE?
Antes que nada, por supuesto la consulta médica. Ahí los pediatras definirán el curso del tratamiento a seguir, en función de la causa que produce la fiebre.

Si se trata de un agente infeccioso, probablemente le indique a su niño un tratamiento antibiótico y antitérmico para disminuir la fiebre.

FACTORES QUE “DISPARAN” LA CONSULTA PEDIÁTRICA
*Si tu hijo es recién nacido o tiene menos de 3 meses.
*Si esta decaído o muy dormido.
*Cambios en la coloración de la piel (pálida, azulada).
*Si tiene manchas o erupciones.
*Si tu niño tiene alguna enfermedad previa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguinos en Instagram

Notas relacionadas

Nosotros

Life+ es un sitio web dedicado a lo que más nos apasiona: comunicar, difundir y dar noticias. Y lo hicimos porque creemos que un estilo de vida más saludable -con un público más informado que lo lleve adelante- es posible. ¡Por y para eso trabajamos todos los días!

Enterate +