Salud

8 de cada 10 personas modifican su forma de vestir como consecuencia de la psoriasis

La necesidad de taparse las marcas o placas inclusive en días de mucho calor y pleno verano, el pudor por tener que mostrarse en la playa, la pileta o el gimnasio, el dolor de la piel y la picazón que no da respiro durante el día ni la noche. Éstas son sólo algunas de las situaciones que describen los hombres y mujeres con psoriasis, muchos de los cuales afirman sin problemas que tienen una tendencia al aislamiento.

De acuerdo con una encuesta recientemente realizada por la Asociación Civil para el Enfermo de Psoriasis (AEPSO), 8 de cada 10 pacientes tuvieron que modificar su forma de vestir por la enfermedad, y 4 de cada 10 pacientes desecharon actividades sociales o de ocio por el doloroso estado de su piel.

“Cuando una persona tiene lesiones eritematosas que le arden y la obligan a rascarse el cuerpo constantemente dejando escamas que son necesarias de barrer resulta evidente que la calidad de vida merma y que la psoriasis es muy dolorosa. Por eso es necesario contar con un tratamiento que revierta la enfermedad y posibilite al paciente contar con una vida normal para que pueda realizar sus actividades como cualquier otra persona, sobre todo porque el padecimiento no es sólo físico, sino también psicológico”, explicó el Dr. Ricardo Galimberti, médico dermatólogo y titular de la Cátedra de Dermatología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires.

LA PSORIASIS EN ARGENTINA
Aunque no hay estadísticas certeras a nivel local, se estima por extrapolación de datos de estudios hechos en el exterior que un 2% de la población argentina padecería psoriasis.

Sin embargo, más allá de este número “frío”, los especialistas cuentan con una forma objetiva de evaluar su impacto mediante el Índice de Severidad del Área de Psoriasis o PASI, según sus siglas en inglés.

El puntaje PASI va de 0-72 y se evalúa en función del grado de eritema, induración y descamación en el área de piel afectada. A mayor puntaje, mayor severidad de la enfermedad. Además, la respuesta PASI permite medir el porcentaje de mejora alcanzado (0-100%) respecto de la puntuación del score PASI basal en un determinado período de tiempo.

NUEVA OPCIÓN TERAPÉUTICA
Recientemente se aprobó en nuestro país un novedoso tratamiento biológico que ya había sido aprobado en Estados Unidos en marzo de 2016 para casos de psoriasis moderada a severa en los que otros tratamientos sistémicos no habían dado resultado.

En los ensayos clínicos realizados en dicho país el tratamiento resultó altamente eficaz con resultados superiores a PASI 75 entre el 87% y el 90% de los pacientes.

Pero entre el 68% y el 71% de los casos logró eliminar en 12 semanas más del 90% de las lesiones en la piel (PASI 90); mientras que en un 35% al 42% de los pacientes, la placa psoriásica remitió completamente (PASI 100).

Dados estos resultados, este nuevo tratamiento representa una mejora significativa en los estándares para la psoriasis.

MÁS DATOS SOBRE LA PSORIASIS
No hay una edad límite para la aparición de la psoriasis, aunque lo más común es que aparezca después de los 25 años.  Sin embargo se han encontrado casos en niños –extremadamente raros– y casos de primera aparición en adultos mayores de 60.

Su diagnóstico es clínico, y el médico dermatólogo puede hacerlo en pocos minutos con una técnica sencilla.

Pero no es un problema superficial: “La piel es una ventana del organismo, y lo que se observa en ella es una expresión de procesos internos”, sostuvo el Dr. Galimberti.

Aunque en el 90% de los casos se manifiesta en forma de lesiones cutáneas, la psoriasis es una enfermedad compleja que tiene su origen profundo en el sistema inmunológico.

“La predisposición genética a padecer psoriasis está relacionada con unas células llamadas linfocitos T. Ante un posible factor desencadenante –una infección, un estado de estrés u otro– los linfocitos T liberan sustancias pro-inflamatorias llamadas citoquinas que afectarán fundamentalmente a las células de la piel, aunque en ocasiones también actúan sobre el endotelio vascular, al hígado, las articulaciones o al aparato respiratorio. Por eso decimos que la psoriasis es más de lo que vemos: es una enfermedad sistémica”, describió el especialista.

Por esta razón, cuando las placas psoriásicas afectan a más del 10% de la piel, los tratamientos tópicos (locales) dejan de ser suficientes, y el especialista tratante debe administrar un tratamiento sistémico con el objetivo de que el paciente se vea afectado lo menos posible y pueda llevar una vida normal.

El principal tratamiento actual es con cremas en piel, luego utilizando drogas modificadoras de la enfermedad y en tercer lugar, se ubican las drogas biológicas con las cuales 9 de cada 10 pacientes se muestran satisfechos o algo satisfechos con el tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguinos en Instagram

Nosotros

Life+ es un sitio web dedicado a lo que más nos apasiona: comunicar, difundir y dar noticias. Y lo hicimos porque creemos que un estilo de vida más saludable -con un público más informado que lo lleve adelante- es posible. ¡Por y para eso trabajamos todos los días!

Enterate +