Salud

5 claves para bajar el estrés y la ansiedad

En Argentina estamos viviendo tiempos convulsionados. Las PASO todavía nos tienen tambaleando y en poco tiempo más nos tocará votar de vuelta. Prendemos la tele y la cotización del dólar nos persigue, al igual que muchas otras medidas que nos llenan de preocupación.

Ante este panorama, ¿cómo no estresarse? Si además  muchas de nosotras trabajamos, somos madres, hijas, amigas, hermanas, sobrinas y tenemos a cargo nuestras casas, entre muchas otras responsabilidades.

Sin embargo todas sabemos que el estrés –ese cansancio mental que está provocado por una exigencia mayor a la que nuestro cuerpo está acostumbrado y que se caracteriza por la existencia de múltiples presiones y obligaciones al mismo tiempo- es un muy mal consejero y amigo, al igual que la ansiedad.

También sabemos que si logramos bajar ambos nuestra vida mejora en todo sentido: nos sentimos mejor, dormimos mejor, descansamos más, comemos mejor, tenemos mejor humor, nos relacionamos de una forma más saludable con los demás, no intervenimos (o al menos estamos más predispuestas a intentarlo) en conflictos innecesarios, tenemos más ganas de salir, de hacer planes, de divertirnos, etc.

El tema, claro está, es cómo llevar todo eso a la práctica. Bueno, consultando especialistas y bibliografía llegamos a la conclusión de que algunos puntos, cambios de hábitos y acciones concretas pueden ayudar y mucho. Lo resumimos en 5.

1.- ENCONTRÁ MÁS MOMENTOS PROPIOS.
Puede ser leer un libro tirada en un sillón, salir a caminar, tomarte un café, ir al gimnasio, escuchar música e inclusive ir al supermercado. El “cómo” es lo de menos. Lo importante es que encuentres algo para hacer sola, con vos misma.

A veces simplemente se trata de ir caminando a una cita con el médico, en lugar de utilizar el auto o tomar el transporte público. ¿Por qué? porque cuando caminamos nos conectamos más con nosotras mismas, nos escuchamos, escuchamos el ambiente, el ruido de los pájaros, los perros ladrando, los chicos jugando, etc.

 2.- DISCUTÍ MENOS
En casa, en el trabajo, con la vecina, con la persona que atiende en la verdulería, con el chofer, ¡con todos! No discutir te da la posibilidad no sólo de no levantar temperatura y después quedarte mal (además de decir cosas que no querés decir), sino también de pensar lo que verdaderamente sentís y pensas en frío para poder expresarlo mejor y así llegar a acuerdos.

3.- MÁS AMOR POR FAVOR.
Un estudio de la Universidad de Carolina del Norte descubrió que los abrazos pueden reducir notablemente el estrés, mientras que otro estudio de la Universidad de Northwestern concluyó que “besar alivia el estrés mediante la creación de un sentido de conexión que libera endorfinas, las sustancias químicas que contrarrestan el estrés y la depresión”. Entonces no hay más excusas: más manifestaciones de cariño.

4.- FRENÁ CON EL CELU.
Ya sabemos que lo usás para trabajar, que tratás de reducir el tiempo controlando los informes que te manda tu propio aparato sobre el tiempo en pantalla, y que hacés tus máximos esfuerzos por que tus hijos no te vean pegada a la pantalla, pero no alcanza. Si querés vivir mejor tenés que usar menos el celu.

Una buena alternativa es planificar una suerte de “hora desenchufada” al día. Puede ser siempre la misma, puede ir variando pero al menos probar. También sirve desactivar las notificaciones, porque es un hecho que de cuantas más cosas te enterás más ganas de interactuar te dan.

5.- MOMENTOS DE GOZO.
Relacionado con el punto número 1 nos encontramos con éste: tomarse un helado, comerse un bocadito de chocolate, tirarte a jugar con los chicos, salir a pasear con el perro. Todas son válidas cuando de pasarla mejor se trata.

¿Cuál crees que te resultará más fácil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguinos en Instagram

Notas relacionadas

Nosotros

Life+ es un sitio web dedicado a lo que más nos apasiona: comunicar, difundir y dar noticias. Y lo hicimos porque creemos que un estilo de vida más saludable -con un público más informado que lo lleve adelante- es posible. ¡Por y para eso trabajamos todos los días!

Enterate +